Bolsas de congelación

Las bolsas de congelación, fabricadas en diversos tipos de plásticos resistentes, son la mejor forma de guardar alimentos en tu congelador.

Muchas veces necesitamos almacenar alimentos o frutas a temperaturas bajo cero, pero no deseamos que ese proceso termine dañando el alimento.

Para ayudarte en ese proceso Monouso te presenta su línea de bolsas de congelación, ideales para guardar cualquier alimento, durante meses, a temperaturas de frío extremo.

Imágenes
Lista

Cuando estamos buscando bolsas de congelación nos decantamos por los modelos que nos ofrezcan las siguientes características:

  • Diseño especial para bajas temperaturas.
  • Resistencia superior.
  • Inocuo para nuestros alimentos.
  • Cierre hermético que resguarde y proteja los alimentos del frío extremo.

Las bolsas de congelación que encuentra en Monouso te ofrecen esas propiedades y muchas más.

Para la fabricación de estas bolsas, se utiliza polietileno de baja densidad, un polímero de gran resistencia que no representa ningún peligro para tu salud y tu familia.

Tenemos bolsas transparentes, con bandas -ideales para escribir el nombre del contenido con un rotulador- y las presentaciones con bolsillos, ideales si deseas introducir alguna etiqueta o información sobre el alimento que resguarda.

En cuanto a los tipos de cierres, tenemos los dos modelos más funcionales del mercado: 

  • Autocierre por presión: El cerramiento más tradicional de este tipo de bolsas. Solo se presiona -de un extremo a otro- para que quede cerrado de forma hermético todo el contenido.
  • Cierre por cursor: Este tipo de bolsas de congelamiento contiene un dispositivo que, con solo moverlo, abre o cierra la boca de la bolsa.

Las bolsas de congelamiento de Monouso están disponibles en una amplia variedad de tamaños, opciones que te permitirán guardar -sin problemas- la cantidad de alimentos que necesites.

Los modelos más pequeños miden 18 cm x 17 cm, mientras que los más grandes alcanzan a medir 30 cm x 40 cm, podrías guardar un teclado de ordenador en su interior.

Este tipo de bolsas son ideales para utilizarlas en el sector de la restauración, hostelería y servicios de catering, ya que facilitan el traslado de ingredientes, alimentos congelados, salsas o cremas.