Bolsas biodegradables para caca de perro

Contar con bolsas biodegradables para caca de perro, además de permitirte cumplir con tu deber como dueño de tu peluda mascota, podrás cumplir con la normativa vigente. Evita multas y consigue las mejores bolsas biodegradables para excremento de perro en Monouso.

Imágenes
Lista

La utilización de bolsas biodegradables para la recolección de las heces de tu perro, es muy congruente.

 

¿Por qué? Es sencillo, las bolsas de plástico pueden tardar siglos en descomponerse.

 

Entonces, no es necesario utilizar una bolsa que prevalecerá por siglos conteniendo un desecho orgánico.

 

Con las bolsas biodegradables para caca de perro podrás:

 

  • Recolectar las heces de tu perro con facilidad.
  • Cumplir con tus deberes como dueño de tu peludo amigo.
  • Contribuir con la limpieza de la ciudad.
  • Respetar a las personas que habitan en tu comunidad y utilizan los espacios públicos.
  • Evitar contaminación por el abandono de las heces.

 

Sin embargo, te recomendamos adquirir las bolsas biodegradables para heces de perro en un distribuidor seguro.

 

Como son un artículo de gran demanda, se están vendiendo bolsas de plástico anunciando propiedades biodegradables que no tienen.

 

En Monouso, encontrarás las mejores bolsas biodegradables para caca de perro, funcionales y respetuosas con el medio ambiente.

 

Lo rollitos de bolsas biodegradables para caca de perro los consigues en pequeños paquetes o grandes cantidades, para abastecerte para largas temporadas.

 

¿Cómo reconocer las bolsas biodegradables para caca de perro?

 

En Monouso, como empresa responsable, nos hemos dedicado a la selección de los mejores productos para ofrecerlos a toda nuestra clientela.

 

Vendemos productos de diversos tipos y fabricados a partir de distintos materiales.

 

Cuando nos referimos a materiales biodegradables, constatamos que la fabricación de los mismo hayan cumplido con los procedimiento correctos.

 

Además, el producto final debe cumplir -y sobrepasar- nuestras expectativas antes de ofrecerlos a cualquiera de nuestros clientes.

 

En el caso de las bolsas biodegradables para caca de perro, la mejor forma de identificar si son ecológicas es revisando el mandril del rollo de bolsitas.

 

El mandril es la parte central del rollito. Sirve como soporte a toda la estructura y sobre él se envuelven todas las bolsas para caca de perro.

 

Luego de nuestro estudio, encontramos que las bolsas biodegradables para excremento de perro tienen un mandril realizado en cartón reciclado.

 

Las que tienen un mandril de plástico no son bolsas ecológicas en su totalidad, por más que lo indique su etiquetado o empaque.

 

Otra forma de certificar la calidad de las bolsas es con la textura.

 

La textura exterior de la bolsa para heces debe ser similar a las bolsas biodegradables que te entregan en el supermercado.

 

¿Por qué debemos utilizar bolsas biodegradables para caca de perro?

 

La primera razón es utilizar un producto que genere el menor impacto posible al medio ambiente.

 

Pero no solo eso, si deseas cuidar tu economía, debes acostumbrarte a la recolección de los desechos de tu mascota.

 

Dependiendo de la zona donde vivas, puedes ser objeto de altas multas por la no recolección y desecho de las heces de tu perro.

 

Las multas pueden pasar los miles de euros, dependiendo de la afectación generada.

 

Heces de perro: Desecho indeseable y peligroso

 

Continuando con las responsabilidades que tienes como dueño de mascota, debemos hacer un alto y recordarte el potencial peligro de las heces de mascotas abandonadas.

 

El primer riesgo es el potencial peligro de pisar accidentalmente la caca de tu perro.

 

Una persona distraída que pise las heces de un perro puede resbalarse y caer al suelo, situación que se transforma en un potencial peligro si es una persona de edad avanzada o un niño.

 

Por otro lado, las personas con discapacidad visual, que deban utilizar lazarillo para poder trasladarse, son objeto frecuente de las heces abandonadas.

 

Debido a su condición, con una constancia que avergüenza, las personas invidentes chocan con las heces abandonadas por los dueños irresponsables de mascotas.

 

Si ninguna de estas dos razones te parece suficiente, todavía tenemos una tercera.

 

En fecha reciente, se publicaron resultados de estudios a aguas profundas por parte de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).

 

Los resultados evidencian la presencia de residuos provenientes de heces de perros en aguas profundas.

 

La explicación científica es el abandono de caca de perro en parques y zonas rurales.

 

Cuando llueve las heces de disuelven y penetran los suelos, llevando sus patógenos hasta las fuentes de agua subterránea.

 

Por su puesto que el accionar de un perro no genera impacto razonable, pero cuando el parque o zona es utilizada como el baño de las mascotas de la comunidad, la situación toma otra dimensión.

 

Estadísticas de peso

 

Cuando hablamos de la importancia de emplear bolsas biodegradables para caca de perro, muchas veces no arrugan la frente.

 

Claro, cuando nos centramos en nuestra mascota podemos pensar que sus heces no hacen ningún daño.

 

Pero ¿Tu mascota vive sola en tu localidad?

 

Veamos qué nos dicen las estadísticas al respecto.

 

Para finales de 2016, en Madrid el censo de población canina indicaba que existían unos 270mil canes habitando en la ciudad.

 

Por media, cada perro genera unos 125 kilos de excremento al año. Seguro que ahora vez las cosas de otra forma, pero aún hay más.

 

Al calcular la cantidad de desechos orgánicos de los perros de Madrid, la cifra asciende más de 34 millones de caca de perro al año.

 

Y acá solo estamos hablando de los perros censados.

 

Por ello, existen basureros especiales para caca de perro por toda la ciudad.

 

La idea es que recolectes las heces de tu mascota y las deseches en esos contenedores especiales como el buen ciudadano que eres.