Cajas de cartón para libros

Las cajas de cartón para libros son un recurso al que acudimos cuando necesitamos guardar nuestros preciados tesoros de papel.Las prestaciones más importantes que debe ofrecernos una caja son la estabilidad, resistencia y repelencia a la humedad, es decir, que mantenga nuestros libros en el mejor estado posible.En Monouso, te ofrecemos las mejores cajas de cartón para libros, donde podrás almacenar tus textos, por mediano o largo plazo.
Imágenes
Lista

Cuando tienes que guardar tus textos, ya sea porque deseas guardarlos por un tiempo o resguardar tus tesoros, las cajas de cartón para libros son una excelente opción.

Gracias a la utilización de cajas de cartón podemos:

  • Almacenar de forma correcta nuestros libros.
  • Evitar que estén en contacto con la humedad.
  • Optimizar el espacio disponible para el almacenamiento de objetos.
  • Aplicar varias cajas y resisten el tiempo.

En esta sección de Monouso, encontrarás las mejores opciones en cajas de cartón para libro.

Son cajas de distintos tamaños y capacidad variable, de un solo canal, con una resistencia excepcional.

Están disponibles en paquetes de 20 unidades, las cuales pueden ser enviadas hasta la comodidad de tu hogar u oficina.

 

Consejos de uso de las cajas de cartón para guardar libros

Es normal que las cajas de cartón vengan desarmadas. Al recibir el paquete en tu casa, podrás armar las cajas necesarias para la cantidad de objetos que vas a guardar y podrás almacenar las restantes.

Para el montaje de las cajas de cartón no se necesitan herramientas ni cinta adhesiva.

El cartón viene con los dobleces necesarios para facilitar tu armado.

Sin embargo, al utilizarlas como vehículo para el almacenamiento de libros, se recomienda colocar cinta adhesiva -en forma de cruz- en la parte inferior de la caja.

Recuerda que los libros pesan. Así la caja contará con un punto de apoyo que no permitirá que se abran por debajo.

Ya que estamos hablando de peso, es importante que no sobrepases la cantidad de peso recomendada por el fabricante de la caja.

Solo así aseguras que la caja resista el peso de los libros.

Al momento de apilar, toma en cuenta las recomendaciones del fabricante de la caja.

Recuerda que las cajas de los niveles inferiores, al momento de aplicar, son las que recibirán el peso de todas las filas de cajas con libros embalados.

Si el peso es superior a la recomendación, la caja podría colapsar y dañar su contenido.

Estamos trabajando con papel, es vital evitar la humedad de la caja.

Almacena en ambientes secos y coloca bolsas antihumedad en el interior de cada caja.

Uno de los grandes enemigos de los libros es la humedad. Podrían dejar inservible a cualquier ejemplar, con una facilidad pasmosa.

El último consejo que te ofrecemos, muy importante, es escribir el contenido de cada caja.

Puedes utilizar etiquetas o escribirlo directo al uno de los laterales de la caja.

Con este paso, te aseguras de saber qué hay dentro de cada caja y conocerás dónde buscar al momento que lo requieras.